Abogamos por la confrontación de proyectos y la libertad de expresión en las elecciones al Rectorado

Print Friendly

Los sistemas universitarios que cohabitan a nivel europeo han vivido diferentes cambios en los últimos años, en su mayoría en base a intereses del neoliberalismo y de los estados. Estos cambios han afectado directamente a las universidades de Euskal Herria, tanto a nivel público como privado, puesto que, en muchos casos, no se han priorizado los retos que tenemos como pueblo. Consideramos que la campaña electoral que arrancó el 7 de noviembre es un momento idóneo para llevar al centro del debate propuestas, reivindicaciones, medidas y caminos que puedan revertir esta realidad.

Al igual que en las anteriores elecciones al Rectorado de la UPV/EHU, LAB entiende que es un buen momento para compartir la crítica al sistema, a la espera de trasladar nuestras prioridades y preocupaciones al actual equipo rectoral o a las personas que se presenten en la actual candidatura.

El 24 de noviembre será el día para tomar la palabra, tanto por medio de las urnas como a través de movilizaciones. Defendamos el derecho de los que quieran votar, al igual que el derecho y la decisión de los que decidan no hacerlo. Desde LAB hacemos un llamamiento a todos los integrantes de la universidad para que las elecciones al Rectorado se desarrollen con normalidad. Abogamos por una campaña en la que todas las opiniones sean respetadas, sin que nadie las obstaculice.

LAB muestra su total compromiso en favor de la libertad de expresión en los campus de la UPV/EHU. Los espacios universitarios han de ser libres y críticos con el fin de que se puedan confrontar ideas y se garantice el debate entre diferentes opciones ideológicas y políticas. Cuando los responsables de la universidad se han posicionado en contra de estos principios, lo hemos denunciado públicamente.

Desde LAB hemos reivindicado repetidamente la garantía que supone constituir un movimiento estudiantil fuerte y constructivo en el camino hacia un sistema educativo propio. En esta línea, defendemos la movilización como herramienta principal para que los estudiantes puedan poner encima de la mesa sus reivindicaciones y su lucha respecto al actual modelo.

Las universidades deben de ser un referente a la hora de canalizar los conflictos de forma adecuada. Tenemos que ser capaces de gestionar debidamente el choque de intereses contrapuestos, dejando de lado definitivamente los métodos represivos. Este será, sin duda, uno de los retos del nuevo rector y su equipo, así como de los estudiantes, profesores y trabajadores del Personal de Administración y Servicios de la UPV/EHU, en tanto de que se trata de una responsabilidad de toda la comunidad.

Tenemos mucho trabajo por hacer en la UPV/EHU en aras de construir un modelo en el que prime la visión como pueblo, y, en ese camino, será imprescindible el entendimiento y el trabajo en común de todos los agentes universitarios. Este es, en nuestra opinión, el camino más productivo para edificar la Universidad de Euskal Herria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *