Hacemos un llamamiento a reforzar la lucha por unas pensiones dignas

LAB se suma a las convocatorias existentes en defensa de las pensiones, incluidas las del próximo 17 de marzo. En este sentido, el sindicato considera relevante la lucha llevada a cabo por las Plataformas de Pensionistas de Euskal Herria por una pensiones mínimas de 1.080 euros, un sistema propio de protección y seguridad social y la actualización de las pensiones en función del IPC.

LAB hace un llamamiento a toda la sociedad vasca, especialmente a las personas pensionistas, pero tambien a los parados y paradas, a las mujeres que son doblemente castigadas, a la juventud que sufre la precariedad etc. para que continúen saliendo a la calle, movilizándose y peleando por unas condiciones de vida dignas.

Es evidente que en Euskal Herria sí se puede avanzar en las justas reivindicaciones que durante tantos años han planteado los y las pensionistas. Unas pensiones mínimas de 1.080 euros mensuales y un sistema propio de protección y seguridad social que las garantice ahora y en el futuro.

Sabemos que poco o nada podemos esperar del Estado, de quienes lo sustentan o apoyan. No queremos que decidan por nosotras cómo tenemos que vivir. No queremos ver cómo año tras año, nuestras pensiones pierdan poder adquisitivo y que se rían se las y los pensionistas como hacen desde el Gobierno.

Es por ello, que subrayamos la necesidad de que el nuevo estatus contemple la plena capacidad normativa en el sistema de pensiones. Un Sistema propio de Protección y Seguridad Social que nos sirva para garantizar, ahora y en el futuro, unas pensiones públicas dignas, una pensión mínima de 1.080 euros como establece la Carta Social Europea. Cabe recordar cómo las Plataformas de Pensionistas de Hego Euskal Herria presentaron ante los parlamentos de Gasteiz 71.724 firmas y otras 7.600 en el de Iruña, y es hora de hacerles caso.

Es hora de garantizar unas políticas públicas dignas que garanticen las pensiones, que terminen con la precariedad y hacemos un llamamiento a salir a la calle, a secundar las movilizaciones como las del próximo día 17 y las que vayan encaminadas a esos fines.
Ahora que las calles están cada vez más llenas de indignación es hora de dar un paso más adelante. ¡Ya está bien!