LAB realiza una propuesta de negociación en la Mesa General

Hoy se ha llevado a cabo una nueva reunión de la Mesa General de la Administración de la CAV en la sede del Gobierno Vasco de Gasteiz. Con motivo de este encuentro, nos hemos movilizado en el exterior con el lema “Zerbitzu publikoen defentsan, hemen erabaki”.

El guión anunciado la semana pasada el Consejero Erkoreka no se ha cambiado en la Mesa General de la administración. Han puesto encima de la mesa propuestas realizadas en función de los criterios fijados en Madrid, con poco margen para la negociación. Por lo tanto, la actitud del Gobierno Vasco no ha cambiado y ha hecho suyas las limitaciones provinientes desde el estado, en detrimento de los servicios públicos vascos.

Algunos derechos conquistados a través de la lucha de trabajadores y trabajadoras se han tenido que ratificar en la mesa de hoy. Hemos tenido que firmar un nuevo acuerdo para mantere la jornada semanal de 35 horas para esquivar la iniciativa del gobierno del estado. La recuperación de complementos salariales por enfermedad común ha sido una reivindicación sindical desde hace mucho, conseguida tras las huelgas y la larga lucha habidas en el sector de la educación.

En lo que respecta al salario, tendremos que esperar hasta octubre para acceder a la subida salarial de 2018. Respecto a esto la forma de actuar del gobierno es totalmente denunciable, imponer aquí las subidas salariales que se consensuan en la Mesa de Madrid para garantizar la regla de gasto. En lo que respecta a 2019 más de los mismo. La subida acordada en Madrid es el límite y aquí no se negocia nada más.

Así, seguimos sin desarrollar la negociación colectiva en la Mesa General de las administraciones de la CAV. Se imponen los acuerdos que se consiguen en Madrid y no se hace fente a los desafíos que presentan los servicios públicos vascos. Uno de los mayores retos que tenemos las y los trabajadores públicos es la recuperación de la pérdida de poder adquisitivo. En 2010 recortaron nuestros sueldos un 5% y más adelante han sido congelados o han experimentado subidas por debajo del IPC. Hemos pedido una y otra vez al gobierno que negocie un plan de recuperación pero no ha servido de nada. Por ello, hoy LAB ha hecho llegar al gobierno una propuesta concreta para que la Mesa General se convierta en una verdadera mesa de negociación.

La propuesta realizada puede ser totalmente viable si existe voluntad política, tal y como se ha hecho en otras administraciones. El eje de la propuesta es que el gobierno reconozca la deuda que tiene con trabajadoras y trabajadores. A partir de ahí, nuestro planteamiento sería recuperar esa deuda en tres años, siempre y cuando hubiera una subida básca que garantizara el IPC anual. La propuesta realizada sobre la aportación de Itzarri, que no sirve ni para recuperar, deja a las claras que hay dinero para sueldos directos, pero que el Gobierno Vasco tiene otras intenciones.

Más allá de la subida salarial, en la reunión de hoy han quedado varios asuntos en el tintero. Seguimos sin saber nada sobre procesos de consolidación para la estabilidad del empelo. El gobierno no tiene un planteamiento propio para acabar con las tasas de temporalidad, ya que siempre está esperando a lo que viene de Madrid. Tampoco quiere hablar de que las contingencias comunes sean tratadas por los servicios públicos de salud en lugar de por las mutuas.

Por lo tanto, LAB no acepta que el paper secundario que quiere dar el gobierno a la Mesa General. En nuestra opinión eso solo es un trampa para perpetuar los recortes realizados en años, sabemos que desde Madrid no vendrá ningún planteamiento para revertir los recortes. Debido a ello haremos todo lo que esté en nuestras manos para defender nuestros ámbitos de negociación y acabar con los recortes. Por lo tanto está claro que no nos queda más camino que la movilización de trabajadores y trabajadoras y la confrontación.