Presupuestos de la UPV/EHU: Aunque insuficientes, el equipo rectoral y el Consejo de Gobierno han adoptado compromisos para hacer frente a la precariedad

Dos compromisos que afectarán al personal de la UPV / EHU y, en particular, a algunos colectivos precarios, han permitido nuestra abstención en la votación del Anteproyecto de Presupuestos de 2018. El Consejo de Gobierno y la propia Rectora se han comprometido a buscar una solución a dos situaciones laborales que están sobre la mesa; por un lado, reivindicarán y defenderán ante el Gobierno Vasco la necesidad de integrar en la RPT los 100 contratos del PAS que actualmente están fuera de la misma. Por otro lado, la Rectora presentará y negociará antes de Semana Santa con los representantes del personal una propuesta de pago de los quinquenios reconocidos pero no cobrados por el PDI temporal. A pesar de no ser unos presupuestos suficientes, las decisiones tomadas por los máximos representantes de la universidad van por el buen camino.

El Consejo de Gobierno de la UPV / EHU discutió y aprobó el proyecto de presupuesto 2018 el pasado jueves 1 de febrero. Este año contará con 410,2 millones de euros para cubrir las necesidades de la UPV, 4,6 millones más que en 2017 (un aumento del 1,1%).

La mayoría de los ingresos de estos presupuestos (€ 310,4 millones) provienen de los Presupuestos del Gobierno Vasco. Sin embargo, su contribución no respeta el compromiso adoptado por Urkullu en el marco del Plan Universitario 2015-2018. De hecho, la aportación debería ascender a 320,8 millones de euros (independientemente de los complementos del PDI), 10,4 millones por encima del que se va a realizar. En resumen, el acuerdo presupuestario entre el PNV-PSE-PP ha recortado la financiación de la UPV en casi todas las secciones: en la aportación ordinaria y en el plan plurianual de inversiones. La aportación del Gobierno solo ha aumentado en los contratos programa.

En opinión de LAB, esta financiación insuficiente pone en peligro la capacidad de la UPV/EHU para hacer frente a sus desafíos (en docencia, investigación y transferencia) y evidencia que la promoción de una universidad pública fuerte y de calidad no está entre las prioridades del PNV, PSE y PP.

De esta forma, durante el último plan universitario, la aportación del Gobierno Vasco al presupuesto de la UPV/EHU ha seguido la siguiente evolución:

(1): En el Plan Universitario no se contempla financiación por este concepto; para hacer comparables el P.U. y los Presupuestos hemos incluído en ambos apartados lo ingresado en los Presupuestos con tal fin.    

Actitud de LAB en los debates presupuestarios del Gobierno Vasco y de la UPV/EHU

LAB hemos defendido nuestras reivindicaciones en pro de unos presupuestos favorables a la universidad pública por dos vías. Por un lado, en el debate de los Presupuestos del Gobierno Vasco, remitiendo al grupo que nos lo solicitó nuestra opinión y propuestas de enmiendas al proyecto gubernamental, una de ellas una propuesta sobre la estabilidad del PAS y otra con un plantemiento concreto para el pago de los quinquenios del PDI temporal, a la vez que reivindicábamos la financiación contemplada en el Plan Universitario. Es conocido que el Gobierno del PNV y PSE decidió acordar solamente con la derecha ultraliberal del PP las cuentas y un escaso aumento de 0,7 millones de € el presupuesto de la universidad.

Por otra parte, en el debate del anteproyecto de Presupuestos  de la UPV/EHU, hemos presentado 9 enmiendas parciales sobre distintos temas a nuestro entender prioritarios: los quinquenios y sexenios del PDI, la subida de las retribuciones del profesorado con dedicación parcial, la solicitud de incluir en la RPT los 100 contratos de personal temporal del PAS hoy fuera de ella, la valoración de los puestos con valoración provisional y la actualización de la del resto de puestos de trabajo del PAS, el incremento del Fondo Social, la puesta en marcha de planes de uso del euskera, mayor ayuda a la realización de tesis en lengua vasca y una mayor dotación a la promoción de acciones en favor de la igualdad entre mujeres y hombres en la UPV/EHU. La Dirección universitaria afrontó el corto proceso de debate con una actitud de no aceptar ninguna enmienda presentada. La falta de flexibilidad mostrada ha supuesto que el anteproyecto sea aprobado tal cual fue presentado, valiéndose de su amplia mayoría en el Consejo de Gobierno.

Últimos esfuerzos y compromisos

Teniendo en cuenta lo anterior, y a pesar de que estábamos dispuestos a votar no, realizamos un último intento, logrando dos compromisos por parte de la rectora Nekane Balluerka: reclamar al Gobierno Vasco la conversión de los 100 contratos del PAS fuera de la RPT, por considerarlos estructurales, en plazas de la RPT, lo que fue asumido por el Consejo de Gobierno en una votación casi unánime (31 síes y 1 abstención) y, por otra parte, solicitar a la Rectora que se comprometiera a presentar una propuesta y a negociarla con la representación sindical del personal para proceder al pago de los quinquenios al PDI temporal que los tiene reconocidos pero no los está cobrando. Balluerka se comprometió ante el Consejo de Gobierno a hacerlo antes de Semana Santa.

Fuente: UPV/EHU, diciembre de 2017.

De este modo, el Anteproyecto de Presupuestos de la UPV/EHU del 2018 salió adelante con 31 votos favorables y 5 abstenciones y pasarán ahora a debatirse para su aprobación en el Consejo Social. En LAB seguimos pensando que éstos no son los presupuestos ni la financiación que se merecen y precisa la universidad pública de la CAV, entre otras cosas porque el aumento del 1,5% del sueldo y la aportación del 1% a Itzarri se encuentran amenazadas: dependerán de la aprobación de los Presupuestos del Gobierno Rajoy y de que los sindicatos nos dobleguemos ante las propuestas presentadas por el Gobierno Urkullu en la Mesa General de la CAV.

No obstante, reconocemos a los compromisos adquiridos por la Rectora y el Consejo de Gobierno el valor sindical que tienen y les instamos a defenderlos firmemente ante el Gobierno Vasco. En LAB, por nuestra parte, trabajaremos por su cumplimiento e, igualmente, por conseguir los necesarios recursos humanos y económicos que la UPV/EHU y su plantilla precisan para hacer frente a todas sus necesidades, bien haciendo llegar a los grupos parlamentarios nuestras reivindicaciones bien exigiendo a la Dirección universitaria que, sin hacer dejación de sus obligaciones, realice un verdadero esfuerzo por alcanzar acuerdos negociados para hacer frente a las actuales situaciones de discriminación y en pro de superar las desorbitadas tasas de temporalidad actualmente existentes.

La UPV/EHU necesita más financiación pública, sí. Y sus trabajadoras y trabajadores unas condiciones de trabajo estables y sin discriminaciones.