8 de Marzo: “Somos trabajadoras públicas. La privatización supone miseria para las trabajadoras de cuidados”

La crisis de los cuidados nos sigue dejando innumerables consecuencias sobre la mesa, y pone en evidencia todas las carencias del sistema para poder hacer frente a la sostenibilidad de la vida sin explotar a nadie. La insostenibilidad de la actual organización social de los cuidados es incuestionable.

Cuando más claramente se ha manifestado la necesidad de los cuidados para que la vida siga, así como la importancia de visibilizarlos y darles el valor que les corresponde en la sociedad, más resistencia ponen los poderes públicos responsables de su gestión.

La privatización y el negocio han sido su respuesta a la crisis: la falta de intención política de revertir la actual situación; ignorar las voces y reivindicaciones que reclaman la urgencia de un cambio en el modelo, gestión y prestación de los cuidados.

En un sistema que ataca la vida podríamos, al menos, esperar que aquellos en el poder no fomentaran la misma precariedad que las empresas privadas y el capital; sin embargo, han resultado ser lo mismo. Han evadido abordar las desigualdades generadas por esta crisis.

Las instituciones públicas vascas, tanto en Nafarroa como en la CAV, gobiernan en clave capitalista, intentando sacar los máximos beneficios no para la ciudadanía, sino para sus empresas amigas, a quienes adjudican los servicios públicos que van privatizando.

En el caso de las residencias de mayores, ha quedado evidente la apuesta de los gobiernos por las políticas familiaristas y por la privatización de los servicios sociales de cuidados, eludiendo su responsabilidad y dejando en manos de empresas privadas afines a su partido (PNV, PSN) la gestión de estos servicios sociales de cuidados; entre otros, las residencias de mayores, el servicio de ayuda a domicilio, el sector de diversidad funcional e intervención social. Esto tiene graves consecuencias tanto en el servicio que se presta (calidad, modelo), como en las personas usuarias y trabajadoras de los centros y servicios privatizados (condiciones laborales, ratios, tiempos…).

Ante esto, apelamos a un consenso social para la construcción de un sistema vasco público comunitario de cuidados que ponga freno a esta tendencia y democratice los cuidados. Nos sumamos al proceso de movilizaciones con el objetivo de transformar el actual régimen de cuidados capitalista y patriarcal.

Instamos a las instituciones públicas con responsabilidad directa en los servicios públicos privatizados a desbloquear todos los convenios laborales y a diseñar, de manera negociada, un plan de publificación de todos los servicios arrebatados al sistema público.

Mediante la lucha que estamos llevando a cabo las mujeres en defensa de unos trabajos y servicios públicos de calidad, la lucha sindical feminista se está fortaleciendo. Seguiremos luchando como lo estamos haciendo en la negociación colectiva, haciendo interpelación política institucional y construyendo alianzas con el Movimiento Feminista.

Exigimos:

> La prohibición de privatizar los servicios sociales de cuidados, comenzando por las residencias de mayores y la ayuda a domicilio.

> La gestión directa de todos los servicios sociales de cuidados. La titularidad de estos servicios es de las instituciones, por lo que deben asumir la gestión directa de los mismos. También la regularización del trabajo de hogar a través de un convenio colectivo que salvaguarde sus condiciones laborales.

> El control sobre las empresas que gestionan estos servicios y la obligación de negociar convenios y equiparar sus condiciones a las de los servicios prestados de manera pública y directa, hasta su publificación. El cuidado, como derecho, no puede quedar en manos privadas.

> Exigimos el pago y reconocimiento de la deuda patriarcal para todas las trabajadoras de cuidados (remuneradas y no remuneradas).

> Regularización de todas las trabajadoras de hogar en situación irregular.

Movilizaciones de LAB el día 8 de Marzo:

  • ARABA. En Gasteiz, a las 11:00 en Diputación.
  • BIZKAIA. En Bilbo, a las 10:30 desde el Ayuntamiento a la Diputación.
  • GIPUZKOA. En Donostia, a las 11:30 desde el Bulebar.
  • IPAR EUSKAL HERRIA. En Baiona, a las 10:30 desde la estación de tren.
  • NAFARROA. En Iruñea, a las 11:00 en el Parlamento.

Del mismo modo, también hacemos un llamamiento a participar en las movilizaciones convocadas por el Movimiento Feminista de Euskal Herria en pueblos y barrios.

  • ARABA. En Gasteiz, a las 19:00 desde San Antón.
  • BIZKAIA. En Bilbo, a las 19:30 desde el Sagrado Corazón.
  • GIPUZKOA. En Donostia, a las 18:30 desde el túnel de Antiguo.
  • IPAR EUSKAL HERRIA. En Baiona, a las 15:00 desde la Plaza del Mercado.
  • NAFARROA. En Iruñea, a las 20:00 desde Antoniutti.